Cuidado con las estafas de prestamos para salir del Veraz

¡Son otros tiempos!… En la sociedad actual, las personas se valen diferentes medios para manejar sus finanzas, personales o de su compañía, también para chequear sus parámetros económicos en tiempo real y mantener una liquidez con movimientos tácticos en sus cuentas bancarias.

Motivado a la gran cantidad de servicios online, cada vez más abundantes, destinados a gestionar préstamos, medios de pago y otros productos de manera “instantánea”, las alertas y denuncias de estafas han crecido con la misma rapidez.

Si necesitas pedir un prestamos para pagar el Veraz te recomiendo que leas este artículo en el que te explicamos cómo solicitar un prestamos Veraz.

Cuidado con los créditos instantáneos online

Las estafas de créditos VERAZ  se tratan de servicios sumamente atractivos y fáciles de conseguir. Le dan un semblante más “fácil” a las gestiones financieras, con respecto a la engorrosa tramitación presencial, donde se tiene que llevar montones de papeles para lograr dicho fin.

En el entendido que la economía y las oportunidades van y vienen, podrías inclinarte por opciones digitales menos formales para, por ejemplo, adquirir créditos. Sin embargo, a pesar de la relativa comodidad, el escenario no deja de ser complejo y hasta inseguro, si no te manejas con la suficiente prudencia.

En esta sección, te daremos algunas recomendaciones para evitar situaciones que puedan afectar tu patrimonio y credibilidad con terceros, al momento de pedir un préstamo para salir del Veraz por vías digitales.

Ya sabemos la importancia que dan las empresas y entidades financieras a los datos del Veraz para verificar si eres una persona confiable para optar a un crédito. Si, por alguna razón, caíste en esta lista, seguro querrás salir de ésta. Pedir un crédito podría ser una solución, pero, por hacer las cosas tan deprisa, podría quedar con más pérdidas.

Muchas páginas y perfiles en redes sociales ofrecen servicios donde, con “un clic”, podrás concretar una operación y obtener un crédito que te ayudará en momentos de emergencia. El auge de estos mecanismos casi siempre está acompañado con una mayor informalidad, que podría relacionarse con mayor rapidez.

Pero, la verdad es que el riesgo de estafa es alto, siendo más vulnerables las personas con poca experiencia en este campo.

Pedir un crédito para salir del Veraz

Estar en el Veraz con una deuda activa puede convertirse en un problema que pone que limita tu margen de acción para poder recibir créditos o algún tipo de inversión, ya que las compañías de terceros lo utilizan como un mecanismo confiable para verificar tu responsabilidad y capacidad de pago a tiempo. Por lo que salir del Veraz podría convertirse en una acción prioritaria.

Pedir un crédito para pagar la deuda a la empresa que te puso en la lista, podría ser una solución. Pero solamente funcionaría si la adjudicación del crédito fuera cierto. Entonces, ¿qué podría salir mal? Algunas de las situaciones que podrían ser contraproducentes para ti sería:

Situaciones perjudiciales

  1. Entrar a Páginas web falsas
  2. Utilizar enlaces (hipervínculos) que te direccionen a páginas muy parecidas estéticamente a la de tus entidades financieras conocidas, pero, realmente, son sitios de timadores.
  3. Otorgar datos involuntariamente que conduzca a un débito fraudulento de tus fondos.
  4. Otorgar datos involuntariamente conllevando a acuñar montos a tu tarjeta de crédito de forma indebida
  5. Que te soliciten datos de terceros para perjudicar su integridad financiera o física.
  6. Que hagas uso de API´s (interfaz de enlace entre una aplicación y otra) que sean fraudulentas.
  7. Entrar a páginas webs que no sean seguras, con ofertas engañosas destinadas a la estafa.

Recomendaciones evitar estafas por créditos online

Estas situaciones, potencialmente peligrosas, te obligan a estar muy atento en el manejo de las herramientas digitales. En este sentido, te dejamos algunas recomendaciones para evitar caer en estas estrategias fraudulentas.

Inscripción en a AFIP

Debes verificar que la empresa responsable de la transacción esté adscrita la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que es el organismo que regula, autoriza y certifica a las entidades que pretenden a hacer este ejercicio. Basta con escanear el código QR de su página web para ver si está inscrito.

No dar información sobre familiares o conocidos

Evita dar datos personales de familiares o personas conocidas sin su autorización, al menos que sea lo mínimo y necesario para referencias bancarias.

Por lo general, ante una referencia bancaria, solo sería necesario el número de documento de identidad.

Jamás sería necesario dar dirección de domicilio exacta, claves/contraseñas ni detalles de sus hábitos cotidianos o posesiones. Estos datos de familiares tienden a ser utilizados para estafas y extorsión de familiares.

Sin “adelantos”

Ninguna entidad financiera te podrá pedir un “adelanto” para poder desembolsarte un préstamo o cualquier otro producto financiero. Una forma de estafa, es pedir montos bajos de dinero, o algún otro beneficio, como garantía para recibir el crédito.

No hace falta un consumo previo

En muchos de casos, las organizaciones delictivas ofrecen un crédito con buenas posibilidades de pago a cambio de un consumo de tarjeta de crédito. Una vez que digas los datos de tu TDC ¡El crédito jamás lo verás! Pero si te imputarán un buen monto en tu tarjeta de crédito por concepto de turismo u otro parecido, que jamás olvidarás.

Solo entra a sitios seguros

Al momento de ingresar en sitios web, cuida que sean sitios seguros cuya URL esté precedido por “https” y tenga un símbolo de un candado al lado del nombre. Verifica que la dirección esté bien escrita y trata de no acceder desde enlaces externos.

Muchas organizaciones se valen de enlaces externos para conducir a páginas corruptas diseñadas para robar los datos de los usuarios. Las personas creen que están en la página correcta, pero estarías en una página falsa con diseño parecido y un nombre muy similar.

No recibas dinero de desconocidos

Si, por alguna razón, te consigues con depósito o transferencia en tu cuenta bancaria, de origen desconocido, no lo gastes. Lo mejor es ponerte en contacto con la empresa que realizó el depósito o el banco para hacer la devolución. Muchas empresas utilizan cuentas de terceros para lavar dinero o hacer reclamos con mala intención y alevosía.

Pendiente con un débito sin justificación

Si detectas un monto debitado en tu cuenta bancaria sin justificación, no dudes en comunicarte directamente con el banco para desconocerlo y chequear qué empresa lo solicitó para averiguar si hubo un fraude.

Consultar por VERAZ

Puedes hacer uso de empresas como VERAZ para consultar su informe crediticio personal y entender si hubo consultas o deudas que permita identificar posibles fraudes. En tal caso, VERAZ podrá darte los datos de las empresas de forma gratuita, una vez cada seis meses.

Revisar las condiciones de servicio

Por lo general, cuando estableces un acuerdo con una entidad de servicios financieros, recibirás una copia digital de las condiciones del producto por correo electrónico. Léelo para evitar sorpresas y poder descubrir cualquier recargo oculto dentro de las operaciones financieras.

No escribas información privada en redes sociales

Algunas personas optan por preguntar y escribir comentarios en “foros especializados” o redes sociales para hacer consultas sobre bancos y créditos. Jamás debes cometer el error de poner información personal como DNI, CBU o número de tarjeta de crédito (en forma privada ni pública) porque podría ser aprovechados por terceros para fines delictivos

Andres Rubio
Gestor de trámites at Gestión Trámite | Web

Ayudo a las personas a gestionar sus trámites desde 2002, comparto todos mis años de experiencia y conocimientos en este blog.